Traductor del Blog

29 de abril de 2010

DIRIGENCIA JOVEN DE PERGAMINO CUMPLE UN AÑO DE SU CONFORMACION


Hace exactamente un año, un grupo de jóvenes y no tan jóvenes, proyectos de dirigentes políticos y sociales, decidimos afrontar el difícil compromiso y un no menos complejo camino para comenzar con firme decisión a contribuir con nuestro tiempo, trabajo, ideas e inquietudes, a nutrir a la política local de una nueva opción, un espacio de complementación, de participación abierta, así nació “Dirigencia Joven”.



Un año después, con un transitar intenso, experimentamos buenos momentos, aprendizajes y experiencias enriquecedoras y … de las otras … pero el recorrido nos dejó un rico bagaje que nos ayudará a ir desandando el presente, para poder así moldear “nuestro” futuro.



En este contexto, sin jefes ni compromisos políticos, más que aquellos que hemos asumido voluntariamente para con la comunidad, para con el grupo y para con nosotros mismos, es importante resaltar que no hemos sido uno más del montón que desde una mesa de café o en un asado con amigos levantan la voz en vano, relatando como les pintan los otros que las cosas pasan.



Nosotros nos propusimos ser parte de una nueva camada de dirigentes, moldeados para hacer que las cosas pasen, para no ser meros observadores y comentaristas banales de la realidad, sin siquiera un mínimo compromiso social.



Nadie nos banca, nadie nos lleva de las narices, lo que hemos logrado, las asignaturas pendiente y todo lo que viene por delante depende exclusivamente de nosotros, es genuino, aquí no hay “referencias” de “chapa” ni de “recursos de arriba”, y eso que hace más dificultoso el tránsito, a la vez nos allana el camino y la libertad de “pensamiento, acción y omisión”.



En muy poco tiempo, conocimos las traiciones, las roscas, los chamuyos, las decepciones en las referencias políticas, pero también la buena gente, la que comparte un sueño de aplicar mejores prácticas de gestión, para vivir en una ciudad más justa, más linda y más desarrollada, compartimos con compañeros que no se amilanan cuando vienen con la guadaña, y que aún se conmueven en sus fibras más íntimas, cuando la inequidad social se nos pone en evidencia, se les nota aún un dejo de “virginidad emotiva”, que sólo permanece indemne en aquellos que conservan un sueño, una utopía, y van tras ellos mirando hacia adelante.



Mi mayor anhelo es que el año 2.011, un año clave para nuestras convicciones y expectativas, como decía el General Perón, “nos encuentre unidos”, juntos para terminar de torcer una historia, para ser parte integrante de una nueva historia, la que debemos escribir nosotros mismos, junto a los que no tienen voz, junto a los que hoy todavía no se comprometieron, pero dentro de ellos, una chispa va calentando el corazón militante y los llama a sumarse más temprano que tarde, a transitar el camino que nos hemos propuesto en esta ardua misión.



A todos los compañeros, a los que están y permanecen, a quienes estuvieron y volverán a estar y para todos los que se suman y se seguirán sumando, GRACIAS, gracias por confiar, por compartir un sueño, por involucrarse, por dar batalla en el campo de las ideas y de la moral.



El 2011 nos espera, caminemos juntos hacia él, escribamos nuestra propia historia, que será, sin lugar a dudas, la mejor contribución que podamos hacer para que los buenos vientos comiencen a soplar y una realidad mejor se construya para todos los pergaminenses.

20 de abril de 2010

DEVALUACION DEL PESO ARGENTINO: UN ESPEJISMO PARA BENEFICIAR A UNOS POCOS!


Técnicamente, la devaluación implica una depreciación relativa de la moneda nacional, respecto a otras monedas del mundo, lo que supone a priori, mejorar los términos de intercambio en el comercio internacional, favoreciendo las exportaciones y acotando el margen de las importaciones en el país que devalúa.


Algunas entidades gremiales empresarias, tal el caso de la Federación Agraria Argentina o la Unión Industrial Argentina, han señalado que nuestra economía sufre un “atraso cambiario” y que está perjudicando a la industria y a la producción agropecuaria, que dependen de las exportaciones (más concretamente, la soja!).


La posibilidad de depreciar la moneda es una opción para mejorar la competitividad de nuestras exportaciones, pero se trata de un modelo de competitividad visto solo en términos relativos y coyuntural, pues no está cimentado en una verdadera competitividad empresarial, en la cual, determinados sectores de la industria nacional sean genuinamente competitivos, ya sea por sus factores de producción, por la tecnología aplicada a los procesos productivos o por cuestiones netamente geográficas.


Notamos con preocupación un reclamo creciente en pos de una devaluación, que promueva un proceso coyunturalmente competitivo para la producción exportable argentina, pero al mismo tiempo, el reclamo de algunos sectores de la industria y el agro, no están contemplando los efectos no deseados de una depreciación de nuestra moneda.


Cuando se devalúa, las importaciones resultan más costosas (hace falta una mayor cantidad de la divisa nacional para comprar divisa extranjera y por lo tanto importar bienes y servicios), y la Argentina, más allá de su modelo de industrialización por sustitución de importaciones, necesita seguir comprando en el exterior un sinnúmero de productos, insumos y bienes de capital para seguir desarrollando su modelo productivo.


Por otra parte, una devaluación hace disminuir la confianza en la moneda nacional y en la economía del país que devalúa.

También la devaluación puede provocar inflación y aquí observamos la mayor amenaza que subyace luego de un proceso de depreciación de la moneda, y está dado por la pérdida de poder adquisitivo en el asalariado.


La industria (los sectores exportadores puntualmente) es sabido, tendrá una mejor rentabilidad relativa, por la baja de los costos internos pos-devaluación, expresados en pesos, mientras seguirá vendiendo al exterior en dólares, euros o la moneda que se trate y que será más fuerte que el peso argentino devaluado, transformando así sus costos a valor de una moneda nacional depreciada (salarios incluidos).


En este contexto, vemos más viable que los sectores de la producción y la industria nacional, trabajen en forma conjunta con los diferentes organismos del Estado, en lineamientos que coadyuven a optimizar la producción, reducir costos y lograr nuevos mercados para los productos argentinos, y evitar así la opción de la devaluación, que temporariamente puede parecer un espejismo que beneficie a un determinado y minoritario sector, direccionado a las exportaciones, y termine siendo perjudicial para los sectores asalariados y los de más bajos recursos, mayoritarios ellos, y víctimas usuales de los procesos inflacionarios y de la devaluación asimétrica de la moneda nacional.

18 de abril de 2010

APOSTAR A LA CADENA DE VALOR DE LOS COMODITIES PUEDE SER LA PALANCA DEL DESARROLLO LOCAL






Los argentinos estamos transitando en estos años, mientras la macroeconomía fue ajustando los detalles para la salida de una de las mayores crisis económica y social del país (nos referimos al cataclismo del 2001), una histórica oportunidad para lograr un crecimiento económico sostenido y acompasando un verdadero proceso de desarrollo nacional, y en este contexto, las economías regionales, cumplen un rol protagónico y estratégico.



Cada región de la Argentina está emprendiendo, de acuerdo a sus características, diferentes procesos de desarrollo regional, y avizorando el futuro productivo que la caracterizará, y se pudo observar, más allá de los avatares de los ciclos económicos y la crisis mundial de 2009, como cuantiosas inversiones en infraestructura, logística y servicios van ubicándose estratégicamente, para servir de puente y enlace al proceso de desarrollo económico; muy cerca de Pergamino, en las márgenes de las ciudades asentadas sobre el cordón fluvial del Río Paraná, vemos cómo, a partir de la efervescencia de los comodities agrícolas (soja y maíz principalmente) se han establecido plantas aceiteras, molinos, terminales portuarias, centrales de acopio, nuevas rutas y caminos, entre otras muchas inversiones que dan vigor a la zona, y principalmente generan riqueza y puestos de empleo, que, sostenidos en el modelo exportador, se fueron consolidando paulatinamente.



Lamentablemente, el Partido de Pergamino, con más de 270.000 hectáreas en producción, mayoritariamente, de comodities agropecuarios (soja y maíz), no logra retener y transformar lo que produce en forma primaria y sin valor añadido, tan sólo “agrega” nutrientes de la tierra, que constituye, nuestro recurso no renovable, como el petróleo por ejemplo, pero a diferencia de este otro comoditie que abunda en algunas provincias argentinas, no existen “regalías agropecuarias” a las zonas productoras, como sí existen, las regalías petroleras.

Considerando las necesidades estratégicas de nuestra zona, habría que involucrarse en el análisis de la cadena de valor de la producción primaria regional, esto implica estudiar exhaustivamente los productos que se pueden obtener a partir de la producción de comodities, es decir a partir de la soja, del maíz, del trigo, etc., y “transformar” el grano, en forma paulatina y progresiva, en productos semi elaborados o de consumo final.


Lógicamente este es un proceso complejo, que requiere de un análisis polifacético, desde el punto de vista técnico (qué cosas podemos producir); financiero (cómo se obtienen los recursos para solventar la mecanización necesaria para los procesos productivos secundarios), y, principalmente el análisis de los mercados potencialmente demandantes de los productos obtenidos a partir de la transformación de la producción primaria.

Pero más allá de la dificultad que un proyecto de este tipo importa, es una tarea que hoy resulta insoslayable si pretendemos, como región, como ciudad integrada a un modelo productivo, trascender y lograr un rédito mayor que el actual, que hoy sólo envuelve (salvo alguna que otra excepción) producir el grano y comercializarlo al precio que indica la Pizarra de Chicago.


La realidad pergaminense, nos lleva a pensar que es tiempo de poner sobre el tapete la discusión estratégica, de cuál o cuáles son las “palancas del desarrollo local”, y en este análisis, no podemos obviar la producción de alimentos para el mundo, pero no vendiendo el grano y dilapidando los recursos de la tierra únicamente, sino, diseñando las cadenas de valor que agreguen “eslabones” productivos y con ello, crear nuevas empresas, nuevos productos, generando puestos de empleo y un mayor volumen de divisas y recursos económicos en la ciudad, siempre hay que pensar que, el que no avanza retrocede, y la buena voluntad debe ir acompañada de la acción concreta.-

13 de abril de 2010

El Intendente Gutiérrez desmintió la posible designación de Mogliati como Secretario de Producción municipal

En relación a la anunciada reforma del gabinete, que prometió Gutiérrez, indicó que aún resta resolver la situación de varios funcionarios.
En sus declaraciones, el Intendente señaló que “No rechacé todavía todas las renuncias, pero desestimé algunas. Estamos tomándonos el tiempo necesario para definir, aunque tampoco hay que esperar anuncios espectaculares. Son trámites propios de la gestión”, dijo el responsable del Ejecutivo local.

En ese contexto descartó los rumores que trascendieron estos días acerca de la posibilidad de que Lisandro Mogliati pudiera hacerse cargo de la Secretaría de la Producción, acéfala tras el paso de Freggiaro a Gobierno.

“Lisandro es un militante de la oposición. Mal podría estar en este gobierno, que no coincide con los criterios, la ideología y metodología que ha expuesto Mogliati”, dijo Gutiérrez.

Tras recordársele que el recientemente designado subsecretario de Salud y Acción Social, Néstor Poblitti también fue concejal de la oposición kirchnerista, respondió: “En este caso hay una coincidencia en cuanto a pensamiento, ideología y modo de encarar las cosas, más allá de los colores partidarios. Y ese nombramiento también habla de la amplitud del gobierno municipal para encarar un proyecto conjunto y consensuado”.

10 de abril de 2010

EN LA ARGENTINA, EL ANALISIS ECONOMICO SE TIÑE DE SUBJETIVIDAD POLITICA …




Todos recordamos aquella madrugada en la que Cobos, con la voz quebrada, sentenciaba con su “voto no positivo”, la discusión parlamentaria en torno a la situación de las retenciones a los comodities agropecuarios y todo lo que vino después, los nuevos alineamientos políticos, la ruptura de la Concertación de Gobierno y la profundización en la divisoria de aguas entre peronistas kirchneristas y disidentes al gobierno.



El voto de Cobos, toda una rareza, pues el desempate del Presidente del Senado y VicePresidente de la Nación, es concebido como la “voz cantante” del Poder Ejecutivo en la Cámara Alta, y supone refrendar la decisión emanada del gobierno que representa.



Pero en la Argentina y en la política, ambos conceptos cuadran en el arte de lo posible y Cobos, vice de Cristina, votó en contra del proyecto del mismo gobierno que integra (ba).


La Resolución 125 fue el punto de inflexión de muchos otros sucesos que la prosiguieron, se fragmentó aún más el peronismo, en oficialistas o disidentes, los radicales se dispersaron en diferentes vertientes y subdivisiones, y aparecen con más fuerza las entidades gremiales del campo (aún las antagónicas entre sí, “asociadas”, como es el caso de Federación Agraria y la Sociedad Rural), como un nuevo actor político en búsqueda de representación parlamentaria que consiguió con los resultados electorales de junio pasado, donde el conflicto campo – gobierno y el desenlace de la 125 fueron vitales, apoyados por un cambio medular en la relación entre el gobierno y los medios de comunicación, lo que precipitó la proyección de la nueva Ley de Medios Audiovisuales.



Ante este panorama, es difícil informarse con objetividad acerca de lo que sucede con la economía en la Argentina, porque los análisis están teñidos de subjetividad política, entonces nos preguntamos si es bueno o es malo usar reservas del Banco Central para pagar deuda? y acaso no es buena una estrategia de desendeudamiento por parte del Estado, ordenar los pagos externos y reducir así la tasa a la cual toma crédito y emite deuda pública la Argentina?



De pronto todos comenzamos a aprender que era un DNU (decreto de necesidad y urgencia) y cuando se utiliza, conocimos algunos aspectos de la Carta Orgánica del Banco Central, sentimos hablar de una Comisión del Senado que debía tratar la remoción de Redrado (que ni siquiera estaba conformada), es decir que la prensa o los intereses de empresa de algunos medios, llevaron a que nos introduzcamos en una mega maraña de producción de información, que se propagó en niveles que terminaron hartando y confundiendo.



Por eso, la mejor medida para entender lo que pasa en la economía, es la observación de nuestra realidad, consultar al ama de casa, ver la evolución del negocio de la esquina, si el vecino cambia el auto, que hacemos en casa para estar mejor, en fin como reza una frase muy popular, “pinta tu aldea y pintarás el mundo”.



Por eso es bueno que nos liberemos de los pronósticos de los agoreros o de los extremadamente optimistas, y profundicemos la capacidad de observación, liberémonos de la influencia de los intereses ajenos que buscan influenciar, en pos de su propio beneficio, en la construcción de nuestra opinión.

9 de abril de 2010

SE LANZÓ LA ONG E.D.I. PARA LA EQUIDAD, DESARROLLO E INTEGRACIÓN DE PERGAMINO.




El jueves por la noche se realizó el lunch de lanzamiento de la Asociación Civil denominada “EDI”, Equidad, Desarrollo e Integración”, con unos 40 invitados, entre los cuales se destacó la presencia del Senador Provincial Carlos Ferreira; el Director del Hospital Interzonal de Pergamino, Dr. Gerardo Monacci; y Ariel Paniagua, de la ONG AG 3 de Rojas y representante del Ministerio de Agricultura de la Nación en la zona.



La nueva ONG está compuesta, en lo que hace a su Comisión Directiva, por Susana Succini (Presidente); Lisandro Mogliati (Vice-presidente); Romina Giampieri (Secrataria) Leonardo Mazzucchelli (Tesorero); Mauricio Pitreli, Domingo Ribero y Juan Carlos Lavitola (Vocales), Sonia Pistán (Vocal suplente), María José Suárez, Nelson Tecco, Marta Quiroga (Revisores de cuenta) Sonia Deville (Revisora de cuentas suplente).



E.D.I. plantea trabajar en una serie de proyectos tendientes al bien común:



· MICRO EMPRENDEDORES: Capacitación, formación y financiamiento de micro emprendedores.

· NO DISCRIMINES: Combatir todo tipo de discriminación (de género, raza, elección sexual, educación, discapacidad, enfermedades, religión) para vivir en una sociedad con los mismos derechos para todos.

· AYUDANOS A AYUDAR: Analizar la realidad social, tratando de evaluar las necesidades primarias y urgentes, difundiendo la situación e interviniendo para satisfacerlas.

· CAPACITACIÓN: Capacitar, formar a ciudadanos en diferentes áreas de interés común.



Los oradores de la noche fueron Lisandro Mogliati y Susana Succini. La señora Succini destacó la necesidad de participar activamente en la comunidad local, más allá de cualquier bandería política, priorizando las necesidades primarias de algunos sectores de la población que hoy no tienen acceso a los derechos básicos".



La Asociación Civil esta abierta a todos aquellos que quieran acercarse para colaborar aportando ideas, proyectos e inquietudes, pudiendo ponerse en contacto mediante la dirección de mail edipergamino@hotmail.com, o el blog: www.edipergamino.blogspot.com .

4 de abril de 2010

"Semanario El Tiempo" - Rumor político

"Semanario El Tiempo" - Rumor político
__________________

El humor es un
rasgo de inteligencia

Por Chiquito Florida

Internas justicialistas

Con mucha fuerza sigue trabajando la gente de Gerardo “Lalo” Monacci para su candidatura a intendente en 2011. Le recuerdo Clementina que Monacci preside la agrupación Ramón Carrillo. ¿Participará de las internas que ha dicho el ministro Randazzo serán en agosto de 2011? Seguramente que sí.
Otro grupo que trabaja con mucha fuerza es el que comanda Lisandro Bormioli. El muchacho también tiene aspiraciones a ser candidato a intendente en 2011.
Por el sector del Partido Justicialista el presidente Manuel Elías no dice nada. Hemos intentado Clementina, se lo aseguro, pero no he podido sacarle palabra si se postulará como candidato a intendente. Hay algunos que dicen que sí, pero otros aseguran que tiene otras aspiraciones políticas. Habrá que Vér.
Por su parte el socorrense Ricky Ruggeri también ha dado muestras de estar interesado en participar de las internas para llegar a ocupar una candidatura como intendente en 2011.
Lo mismo pasa con “Coqui” Mogliati, Aníbal Majul. En fin una fila interesante de dirigentes, con mayores o menores anhelos, pero todos con alguna idea de presentar batalla.

3 de abril de 2010

Conflicto comercial con China. Sustitución de Importaciones o Promoción de Exportaciones


El gobierno de la República Popular China ha tomado una decisión unilateral, en el marco de las relaciones comerciales con Argentina que nos preocupa demasiado, porque incumbe al derivado principal del comoditie de exportación agropecuario por exelencia de nuestro país: el aceite de la soja.


Un negocio que deja casi 2.000 millones de dólares anuales en concepto de exportaciones para nuestro país.


China es el principal destino del aceite de soja, e importa cerca del 45 % de la oferta exportable nacional de este producto, que supone el agregado de valor al poroto de soja, principal insumo del promisorio negocio aceitero, que ha crecido exponencialmente en la Argentina en los últimos años, con cuantiosas inversiones en zonas portuarias, aledañas a la zona núcleo agrícola.


Además, como si fuera poco, las exportaciones argentinas de aceite de soja destinadas a China, significaron para el país asiático, más del 75 % de la composición de sus importaciones de ese ítem, siendo Argentina, largamente el primer exportador a China de este producto, muy por delante de Brasil y EE.UU, los competidores más relevantes y tal vez los principales beneficiarios de un corrimiento comercial del aceite argentina en el mercado chino.


Esta medida impuesta por China en forma unilateral, es decir por fuera de los mecanismos de la OMC (Organización Mundial del Comercio), representa una BNA (barrera no arancelaria) de índole sanitaria, muy común en comercio exterior para interferir el flujo comercial.


En este caso, la impronta fue el hallazgo de restos de solventes en algunas partidas de aceite crudo exportados por la Argentina, cuya presencia en alimentos está restringida en China, en pos de preservar la salud de la población.


Atendiendo a esta medida el gobierno chino impondrá estrictos controles sanitarios, a través de la aplicación de la normativa denominada, BT 1.535/2003, que establece un límite máximo de 100 p.p.m (partes por millón) de residuos de hexano (el solvente supuestamente hallado en aceite de soja argentina, utilizado por la industria aceitera local para en el proceso de obtención del producto final).


Más allá de lo válidas que resulten las razones esgrimidas por el gobierno chino, de hacer cumplir la normativa sanitaria en los embarques argentinos de aceite y las implicancias reales en la salud de la población, con valores supuestamente altos en su contenido de residuos de hexano, detrás se esconde una maniobra unilateral del gobierno chino, tratando de implementar una medida similar a una “retorsión comercial”, pero por fuera del ámbito de la OMC.


La OMC, es el único ámbito donde puede llegarse a aplicar la retorsión, en casos excepcionales, cuando se incumple una decisión del OSC, Organo de Solución de Controversias, que puede aprobar la aplicación de medidas de represalia (suspensión o retiro de concesiones) por la parte reclamante en los casos de incumplimiento de un fallo o recomendación de la OMC por la parte demandada, y si ésta no otorga una compensación adecuada.

La represalia comercial china al aceite argentino, que tanto nos preocupa, estaría escondiendo una doble intención, además de frenar el ingreso de aceite de soja y “enfriar” el mercado, podría estar respondiendo a medidas del gobierno argentino, que intervinieron en las importaciones desde China, con la imposición de LNA (licencias no automáticas) para ciertos productos de origen chino, como textiles, calzado y rodados, que tornaron más complejo el ingreso de estas manufacturas chinas en el mercado nacional.


Estas medidas, importantes por cierto, se dan en el marco de una política económica basada en un claro modelo de ISI (industrialización por sustitución de importaciones) que postula el gobierno nacional, a través de la cartera de Industria y Turismo.


Y en el caso de las importaciones chinas, es aún más atendible, pues las mismas suelen arribar a nuestro país (como a casi todos los destinos), con denuncias por dumping y subsidios, prácticas usuales en el comercio internacional, que dan cuenta, más que de un proteccionismo económico de parte de la Argentina, responden a técnicas reactivas por la competencia desleal, debido a las particularidades económicas y sociales que caracterizan a la producción industrial china, cuyos precios en el mercado internacional, siempre están, dudosamente, por debajo de los precios FOB mínimos de referencia, siendo siempre analizables, por las metodologías de valoración en Aduana.

El conflicto comercial con China, es una verdadera prueba de fuego para todos, el gobierno, los productores, las empresas y los exportadores, porque sabemos de la dependencia que la economía argentina, tiene de las exportaciones de soja, la relevancia de la industria aceitera y de la evolución de la cotización de todos los productos del complejo sojero-aceitero y el impacto que puede tener para toda la cadena comercial, con la prosecución e irresolución de esta medida comercial, en la evolución de las exportaciones argentinas.