Traductor del Blog

27 de agosto de 2010

LA AMPLIACION DEL LIMITE DE FACTURACION PARA SER CONSIDERADAS PYMES ACRECIENTA EL HORIZONTE DE LOS BENEFICIOS AL UNIVERSO EMPRESARIAL


El proceso de desarrollo económico que transita la República Argentina, ha contribuido al surgimiento de unas 130.000 nuevas empresas en los últimos años, en su mayoría pequeñas y medianas, sumadas al abanico de empresas preexistentes, muchas de las cuales, en virtud del crecimiento de la demanda local e internacional, comenzaron a superar sus niveles de facturación, dado el crecimiento de las pymes exportadoras calculado en más de 20% como así también el valor de las exportaciones que se aproxima a casi un 80%, motivando que muchas empresas se excedieran en los parámetros de ventas establecidos, para ser consideradas PYME, de acuerdo a lo que prevé el Ministerio de Industria de la Nación, que ante esta circunstancia y a través de la Resolución 21 del año 2.010, ha tomado la decisión de ampliar el límite que regía hasta el momento, lo que importa una modificación de relevancia para poder atender con las herramientas de asistencia financiera, técnica y de capacitación, a un conjunto mayor de empresas argentinas consolidadas y en pleno crecimiento.

La nueva definición de micro, pequeña, mediana o gran empresa basada en la facturación se discrimina por sectores de la actividad económica y el límite es diferente según el sector de actividad, llevando los límites de PYME INDUSTRIAL a 82.200.000 de facturación anual, PYME COMERCIAL a 119.900.00; entre otros rubros.

La Resolución 21/10 además de aumentar los niveles de facturación para incorporar más empresas a los beneficios que se destinan a potenciar a las Pymes, agrega dos medidas adicionales, una de ellas es que en el cálculo del nivel de ventas de la empresa permite deducir de las ventas totales de las exportaciones realizadas hasta un máximo del 35% del total de ventas, de esta forma, por cada $100 de ventas se pueden descontar las exportaciones realizadas hasta $35.

La siguiente medida que se incorpora, establece que una vez que la empresa demuestra su calidad de PyME ante cualquier programa público, puede mantener esa condición durante 2 años, independientemente de que la evolución de sus ventas haya aumentando y pueda estar fuera de los parámetros establecidos por el Ministerio de Industria para calificarla como PYME.

De acuerdo a las estimaciones, la medida adoptada por el Gobierno Nacional a través de la SEPYME, amplía el espectro de beneficiarios de los programas de apoyo, favoreciendo a no menos de 4.000 nuevas empresas que con los límites vigentes anteriormente, quedaban fuera de los beneficios.

Cabe mencionar que se entiende por ventas totales anuales, el valor de las ventas que surja del promedio de los últimos tres balances o información contable equivalente (adecuadamente documentada), excluidos el IVA, el impuesto interno que pudiera corresponder y la deducción de las exportaciones que surjan de los mencionados balances hasta un máximo del 35% de las ventas totales.

No hay comentarios: