Traductor del Blog

19 de febrero de 2011

Artículo sobre Política y Producción (Revista La Posta): HERRAMIENTAS PARA LA INDUSTRIALIZACION Y EL DESARROLLO DE PERGAMINO


Zonas Industriales, Unidades Modulares Productivas e Incubadoras de Empresas para la atracción y el fomento de las inversiones empresariales que motoricen la creación de empleo genuino.

En nuestra edición anterior pusimos sobre el tapete los datos que dan cuenta del menor nivel de crecimiento poblacional de Pergamino, en comparación con ciudades como Tandil o Rafaela, y la relevancia de contar con ejes programáticos del desarrollo local, para revertir la tendencia de un menor crecimiento relativo.

Una de las iniciativas que contribuyen a modificar este escenario, subyace en poner en práctica una política de promoción de la producción con valor agregado y la industrialización que redunda en la creación de empleo genuino, que distinguen y posicionan a determinados distritos, tal el caso de Rafaela y Tandil, que alcanzaron un crecimiento exponencial, basado en la premisa de un desarrollo planificado anclado en la producción.

Toda ciudad necesita promocionarse y atraer inversiones genuinas que sostengan un proceso de desarrollo endógeno, para no depender en forma excluyente de variables imposibles de predecir y de controlar, como el clima y de qué manera afectará los cultivos o la incidencia de la cotización internacional de los “comodities” y su relación directa con los ingresos del sector agropecuario y la inyección de recursos a ciudades con preeminencia agrícola, como el caso de Pergamino, y luego como esos recursos de un sector se distribuyen localmente, conscientes de que los mismos no contribuyen a un desarrollo equitativo, que dinamice a los diferentes estratos sociales, sino que se concentran principalmente en los sectores medios y altos de la comunidad y tienen como destino primordial el consumo o la inversión inmobiliaria - rentística.

Pero salir a atraer inversiones industriales o incluso promover una política productiva que aliente la inversión en las pymes locales, sosteniendo el valor agregado como ventaja, precisa de un abanico de políticas municipales tendientes al logro de este objetivo, que en Pergamino literalmente no existen, no se perciben.

En primer lugar sabemos que el Parque Industrial, el sitio ideal para el arraigo de inversiones productivas, está completo en lo que a ofertas de terrenos disponibles respecta (más allá de que ante la simple observación que pueda hacerse del predio, veamos una buena cantidad de parcelas desocupadas y sin construcción alguna), sería interesante conocer a fondo lo que ocurre con esta dicotomía.

Por otro lado se habla sobre su posible ampliación ocupando tierras aledañas, pero no es nada concreto, y además resultaría una inversión ingente y llevaría demasiado tiempo transformar un nuevo predio a las características que requiere un Parque Industrial, es decir que esta opción sería de largo aliento y remota en el tiempo.

Tampoco visualizamos que se esté trabajando sobre el Código de Planificación Urbana, proyectando zonas industriales que permitan ordenar la radicación empresarial y evitar la colisión de intereses domésticos, con la necesidad estratégica de promover la inversión industrial, esto ya ha ocurrido y ocurre en Pergamino, que empresas y vecinos disputan espacios y complejizan la sana convivencia por carecer la ciudad, de una planificación debidamente “aggiornada” para crecer, ofreciendo oportunidades a quienes deseen invertir en actividades que generen empleo, valor añadido y renta empresaria.

Proyectar zonas industriales (sin descartar un proyecto de ampliar el Parque Industrial) ayudaría a diseñar una política de desarrollo, pues las Zonas Industriales Planificadas o Unidades Modulares Productivas, pueden favorecer un rápido desarrollo industrial en la ciudad y aún en determinados puntos estratégicos de la zona rural.

Existe en la provincia de Buenos Aires desde el año 2007, una legislación que regula la creación y funcionamiento de Agrupamientos Industriales, incluidos los parques, que ha flexibilizado incluso la normativa anterior y abre paso a la tipificación de nuevas categorías, conforme lo establece la Ley 13.744 de Agrupamientos Industriales.

Esta norma incorporó los sectores industriales planificados, las áreas de servicios industriales y logística, e incluso le da entidad jurídica a las incubadoras de empresas, pensadas para albergar pequeños emprendimientos en forma conjunta en un mismo espacio físico, facilitando su desarrollo en la instancia de “start up” de los emprendimientos.

En Pergamino, una Zona Industrial Planificada, permitiría al municipio disponer rápidamente de espacios aptos para la radicación industrial, trabajando para la disponibilidad de tierras delimitadas de acuerdo a la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo vigente y con los servicios básicos que requiere el desarrollo empresarial, sin tener que liberar en lo inmediato cuantiosos recursos para invertir en la ampliación de nuestro Parque Industrial.

Esto podría coadyuvar a la generación rápida de un polo industrial en sectores periféricos de la ciudad o incluso en la Zona Rural, donde pueden promoverse Unidades Modulares Productivas, próximas a los pueblos del Partido, con mínima infraestructura de caminos y servicios, tendientes a fomentar el valor agregado de la materia prima agropecuaria.

El aprovechamiento de la normativa vigente y una acertada decisión política del municipio proyectando su desarrollo, pondrían a Pergamino, con todo el potencial productivo que lo caracteriza y su estratégica ubicación, en posición de receptar inversiones, favorecedoras del empleo genuino, sin la necesidad de esperar a ampliar el Parque Industrial, más allá de poder avanzar también en ese sentido, pero como propuesta de más largo plazo.

Crecer depende de nosotros mismos, debe afincarse en una decisión política del gobierno municipal de turno, que ordenando el crecimiento y acompañando el riesgo empresarial, proyecte una ciudad inclusiva, donde el nuevo factor de inserción social sea el trabajo, relegando a la renta inmobiliaria, la especulación financiera y el mero consumismo que promueven la desigualdad social.-

5 de febrero de 2011

En 9 de Julio: Se realizó Jornada de Capacitación para Emprendedores de la Economía Social

En la foto: El Vicepresidente de la Cámara Baja Bonaerense (en el centro), Horacio Delgado, flaqueado por su asesor, Lisandro Mogliati (derecha) y el Presidente de la Fundación "Trascendiendo" Miguel Buldain (izquierda).-

La entrega de más de 20 micro emprendimientos llevado a cabo a fines del 2010, permitió continuar con esta metodología de trabajo, la cual arrojó resultados exitosos. Por lo que este año, motivó a la población ha que la convocatoria realizada, supere la presentación de más de 50 proyectos, quedando con posibilidades concretas de ser financiados unos 30.

La reunión llevada a cabo días atrás fue encabezada por el propio Dip. Horacio Delgado junto al Presidente de la Fundación, Miguel Buldain, con la presencia del nuevo grupo de emprendedores, quedando establecido que los mismos serán asesorados por el equipo técnico que pone a disposición el legislador provincial, en forma conjunta con la Fundación «Trascendiendo».

El legislador junto a la entidad tienen como objetivo que “el trabajo, la producción y el empleo” se constituyan como centro de referencia para el progreso y la inclusión de los sectores postergados.

Los microempresarios serán tutelados para la conformación del plan de negocios de su proyecto, con la finalidad de lograr la aptitud técnica, comercial y financiera de los emprendimientos, previamente evaluados y presentados ante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de quien dependen estos programas de apoyo para la creación y sustento del empleo. Se espera para las próximas semanas, el arribo a 9 de Julio, de un equipo del Minist. de Desarrollo Social que permita definir algunas situaciones especificas tales como: montos, modalidad y establecer las distintas etapas que los proyectos seleccionados deberán transitar, para luego culminar en su concreción efectiva.