Traductor del Blog

29 de mayo de 2011

Oportunidad Perdida en Inversión Productiva: Un nuevo "Arcor" para Pergamino?



La semana anterior estuve en la vecina localidad de Salto, a escasos 60 km de nuestra “Perla del Norte” y junto a un grupo de pymes, analizaba algunos de los ejes del desarrollo futuro de esta localidad, donde proyectar la ampliación del entramado industrial que no detiene su crecimiento, como formar personal para la incesante demanda de las pymes y otras cuestiones estratégicas, mientras, conversaba con una empleada jerárquica de una de las empresas locales, más precisamente del Frigorífico Soychú, que emplea a más de 300 personas, emplazado muy cerca del corazón industrial de Salto, sobre la Ruta 191, frente al frigorífico de la empresa “La Anónima”, muy cerca de “Acoplados Salto”, de “Metrive” (la empresa que elabora el afamado alimento para mascotas “Sabrositos”) y de la emblemática “Bagley” (ex Arcor, una quimera para los pergaminenses, porque la leyenda urbana cuenta que hace más de 15 años la empresa pensó establecerse en Pergamino y la administración municipal del momento nunca atendió a sus directivos).

Hoy la empresa “Bagley” (Arcor) en Salto, se encuentra trabajando en la ampliación de su planta modelo, y pasará en muy pocos meses a contar con una dotación estable de 1.000 empleados, sí, mil trabajadores, transformándose en la planta más grande de América Latina en su rubro.

La charla con la empleado del frigorífico, giraba en torno al crecimiento de la empresa y los negocios de la industria avícola, que asentada en la región iba extendiendo sus redes de granjas criadoras de pollos, para abastecer el matarife establecido en Salto y la demanda de un mercado interno y de exportaciones crecientes, la confesión de esta empleada me dejó impávido, más aún cuando mencionó las dificultades de las pymes locales para reclutar más personal en la localidad, pues la demanda de las industrias ha dejado a Salto en la (in)cómoda situación de una tasa de desempleo exigua o nula y por lo tanto diariamente cientos de trabajadores de Carmen de Areco, Arrecifes y otras ciudades vecinas (incluso Pergamino), llegan a cumplir con su labor en empresas de la ciudad de Salto.

Con una población de poco más de 30.000 habitantes y una industria floreciente, conseguir empleados es un verdadero problema estratégico en Salto, también implica una competencia interesante para las empresas, porque la sobreoferta laboral, lleva a que los salarios se nivelen hacia arriba y sean verdaderamente dignos para un trabajador responsable que cumple su tarea.

Pero mi sorpresa no se detuvo en el dato y el análisis de una ciudad que supo gestar su desarrollo productivo y posicionarse para captar inversiones exógenos (es decir los empresarios que siempre andan buscando donde ubicar sus plantas fabriles y un gobierno local con el suficiente interés en no dejar pasar las oportunidades), el crecimiento incesante del sector alimenticio en nuestro país y el aumento en el consumo de carne aviar, llevó a esta empresa a plasmar una estrategia que en otras ocasiones hemos escrito en estas mismas columnas, la generación de la cadena de valor de la industria, transformando el maíz y la soja en carne, y la empresa avícola Soychú, decidió avanzar con una millonaria inversión, para contar con una planta propia de elaboración del alimento que consumen los pollos en las granjas.

A la hora de invertir y utilizando el Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, una herramienta que dispone el gobierno nacional para inversiones productivas a tasa preferencial, tuvieron que decidir la localización de su inversión a nivel regional, para su planta de producción de alimento balanceado, y claro, la ausencia de la ciudad de Pergamino en materia de atracción de inversiones y con una gestión muy pobre en esto de promover un desarrollo de base real, aún con nuestro Parque Industrial, que es modelo en la región y se erigió durante las dos últimas décadas con el esfuerzo del contribuyente local, tendiente a dotar a la ciudad de un predio apto para inversiones de este tipo, pero que un manejo discrecional y poco criterioso en la cesión de parcelas, por parte del municipio a proyectos “fantasmas”, lo deja virtualmente “completo”, cuando en verdad y a ojos vista, casi un tercio de los terrenos están sin construcción, pero tampoco pueden ofrecerse a nuevos emprendimientos.

En esta pugna por atraer esta inversión de la importante empresa figorífica, la ciudad de Arrecifes con su Sector Industrial Planificado, emplazado sobre la Ruta N° 8, supo captar el interés de los propietarios y hoy la planta industrial de elaboración de alimento balanceado, se encuentra en plena construcción en Arrecifes, a menos de 40 km de nuestro Parque Industrial.

Esto es una señal inequívoca de lo que nos pasa en Pergamino, estamos cada vez más lejos de la vía por donde transita el “tren del desarrollo”, desechamos oportunidades únicas de crear empleo y formar parte de las cadenas de valor a nivel regional, carecemos de una política municipal activa en materia de producción y a la altura de los tiempos que corren.

Concentrados “pour le galerie” en demasiado en la rosca política meramente acomodaticia, en análisis estratégico y con la elaboración de un plan por parte de una gestión municipal saliente, que seguramente un nuevo intendente deberá rever y pasar de una vez por todas a la acción.

La nueva inversión de este Frigorífico, bien pudo recalar en el Parque Industrial Pergamino o en algún otro sector periférico de la ciudad o en algún pueblo de campaña donde aflora el desempleo, pero se estableció tan sólo a 20 minutos de auto y por la misma ruta que surca Pergamino, porque en Arrecifes hay un municipio atento a la captación de inversiones y abocado a la generación de empleo.

Un nuevo “Arcor”? tal vez suene exagerado, pero para muestra basta un botón, “Arcor” fue leyenda o realidad de una inversión que hace una década y media atrás, anduvo cerca, se radicó en otra parte y hoy genera un millar de empleos en Salto, otro tren que pasó cerca y en nuestra estación, no se detuvo siquiera a mirar que había.-

22 de mayo de 2011

Lisandro Mogliati encabezó un acto de la ONG EDI y ratificó su pre-candidatura a Intendente para las internas del FpV



















El dirigente de la Agrupación “Dirigencia Joven” destacó que “desde el gobierno municipal, seguiremos trabajando en el mismo sentido, priorizando la integración plena de derechos que garantiza una política basada en el trabajo y la generación de oportunidades”


El viernes por la noche la Asociación Civil EDI congregó a más 50 personas que compartieron una cena en las instalaciones de la Parroquia San Roque, preparada y servida por las mismas prestatarias de los microcréditos del Banco Popular de la Buena Fe que administra esta ONG, mientras se entregó la última tanda de financiamiento para proyectos laborales para familias asentadas en zonas periféricas de nuestra ciudad y a personas excluidas del sistema financiero tradicional.



Asimismo la ONG EDI presentó un video con la labor que desarrolla en materia de integración con otra ONG de nuestra ciudad con sede en el Centro de Día, que trabaja en materia de discapacidad, y en el transcurso de la cena y la entrega de empréstitos, tomó la palabra el Lic. Lisandro Mogliati, que además es Secretario de la entidad, quien realizó un encendido discurso en torno a la revalorización de la política, que según el dirigente peronista, “debe volver a ser de la gente y no un patrimonio exclusivo de los dirigentes”.

Mogliati asoció a “la verdadera política transformadora con la encomiable labor que realizan las asociaciones civiles en materia de inclusión social y como logran llegar directamente a la gente, devolviéndole el protagonismo en el ejercicio de la política a la sociedad y aseguró que desde el gobierno municipal, seguiremos trabajando en el mismo sentido, priorizando la integración plena de derechos que garantiza una política basada en el trabajo y la generación de oportunidades”.


También destacó que a través de programas como la Banca Social, pensados por el Gobierno Nacional que encabeza la presidenta Cristina Kirchner, para las “organizaciones libres del pueblo” que tal el caso de EDI, se hace un importante aporte a la integración social a través del trabajo y no apelando al clientelismo que se observa cada vez que una elección se aproxima.

En este sentido el referente de Dirigencia Joven, ratificó la decisión de participar en elecciones primarias del Frente para la Victoria, buscando la candidatura a la intendencia local, adoptada por ese espacio y que es respaldada principalmente por la gente en los barrios donde se está trabajando, logrando ya en forma anticipada los avales necesarios para la interna de agosto.

En las próximas semanas Mogliati y su equipo de trabajo estarán presentado formalmente dos propuestas de gestión pública, una en materia de cultura y la restante acerca de un programa de desarrollo económico, como así también se hará público el apoyo que Dirigencia Joven y la candidatura de Lisandro Mogliati recibieron de importantes referentes políticos del ámbito nacional y provincial.-

6 de mayo de 2011

Acuerdo Alfonsín – De Narváez: Se rompe y se dobla?












Acuerdo Alfonsín – De Narváez: Se rompe y se dobla? - Por Lisandro Mogliati



Ayer por la mañana caminaba por la Peatonal de Pergamino el diputado De Narváez, escoltado por sus adláteres locales, un par de ediles y unos diez “compañeros” (¿), los llamo así pues solía ver a algunos de ellos en la unidad básica, como fervorosos kirchneristas allá por 2.005 y aún más cerca en 2.007.


Lo cierto es que la gente en la calle, casi ni se percataba de la presencia del afamado y acaudalado empresario, devenido en político, vacío de contenido y de propuestas (“yo tengo un plan”, supo decir y nunca hacer), en la “city” pergaminense (en que otro lugar podría estar De Narváez, que no fuera la esquina más céntrica de nuestra ciudad).


Debo reconocer que sentí cierta repulsión por la actitud soberbia y ganadora del grupo que rodeaba a De Narváez y por la actitud de él mismo incluso, que mostraba pocas ganas de tomar contacto con la gente, y me detuve unos segundos a observar como los “compañeros” que cortejaban su caminata, habían transitado en poco tiempo, casi todas las veredas políticas, saltando como en la rayuela, de acuerdo a como viniera la mano.


En este sentido, reflexionaba que era coherente que estuvieran con De Narváez, pues justamente, si algo los distingue y emparenta, es la falta de convicciones y de ideales políticos.


Seguí mi camino y analizaba como podría ser factible que esta gente tan volátil y vaciada de contenidos, terminara en un acuerdo político marco con la UCR de Ricardo Alfonsín, porque como peronista, soy profundamente respetuoso del radicalismo, de los correligionarios que en los comités defienden las ideas de Alem, de Irigoyen, de Illia o de Raúl Alfonsín, los que aún conservan intactas sus convicciones, los que padecieron el “cobismo” y que comparten desde lo ideológico las enseñanzas de los primeros radicales revolucionarios de fines del siglo XIX y de principios del XX, cuando planteaban “que se rompa, pero que no se doble”.


Es inevitable pensar que este contubernio en potencia que parece ir aflorando entre Ricardito Alfonsín y el vacío de ideas de De Narváez, no tiene otra razón de ser que una mera conveniencia electoral y ninguna proyección política en términos programáticos, de un plan de acción gubernamental que hayan pensado y en tal caso, puedan compartir ideológicamente (si es que alguna de las partes conserva aún algún sesgo ideológico).


Es preocupante que ante la carencia de ideas, de un proyecto político opositor de cara a la sociedad, lo que prime sea la necesidad de buscar un acuerdo que morigere las chances reeleccionistas de Cristina Kirchner, aunque tal vez no estén evaluando “alfonsinistas” y “denarvaistas” que lo que sumen por un lado, provocará una diáspora y una estampida de votos, que en lugar de fortalecerlos como alianza, los debilitará.


Que se rompa, pero que no se doble, decía Leandro Alem.-