Traductor del Blog

28 de julio de 2014

Se amplían tramitaciones previas a las importaciones: Se pone en práctica un bloqueo automático a las DJAI´s

La regulación del comercio es una práctica habitual en las transacciones comerciales internacionales en la mayoría de los países, variando sus formatos entre restricciones arancelarias, barreras no arancelarias, sanitarias y también la aplicación de trámites previos, referidos, principalmente a la aprobación de solicitudes de importaciones.

Las razones que motivan las intervenciones estatales son múltiples, pero se entiende que, se trata de favorecer una política de sustitución de importaciones y cuidar la balanza comercial, estableciendo una suerte de protección de las divisas que egresan a raíz del flujo importador.

En la Argentina, una de las primeras herramientas aplicables a la aprobación estatal previa a la autorización de importaciones, fue el sistema de Licencias no automáticas (LNA) que rigió hasta febrero de 2012 y alcanzaba a una serie de posiciones arancelarias, que se consensuaron en muchos casos, con diversos sectores de la rama industrial nacional, que se sentían afectados por el ingreso irrestricto de mercadería extranjera.

A partir de 2012 se instauró el actual régimen de DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) que se aplica a la totalidad del universo arancelario y a prácticamente todas las operaciones aduaneras de importación para consumo.

A partir de mediados de este mes de julio, la AFIP ha establecido nuevos controles para autorizar las DJAI´s, tratándose en esta oportunidad de bloqueos que no permiten su autorización inmediata, postergando su aprobación en unos 20 días hábiles desde su registración.

No obstante, con este procedimiento se da cumplimiento a las exigencias de la OMC (Organización Mundial del Comercio) que solicita la transparencia del régimen de licencias, ya que de este modo se le informa al importador por los motivos por los cuales se le niega el otorgamiento del permiso para importar.

Este proceso que se lleva a cabo a través de lo establecido en la INSTRUCCIÓN GENERAL N° 959/2014 (DI PYNF) y que aparece en las pantallas de consulta de “Mis operaciones aduaneras” con un nuevo código de bloqueo, el "BI39 AFIP".

A partir de la implementación de esta normativa, la totalidad de las DJAI’s que se tramiten serán bloqueadas en forma automática, excepto las presentadas por las empresas con participación estatal. Posteriormente se aplicarán controles utilizando a tal fin los datos obrantes en las bases del Organismo (AFIP).

En caso de que a partir de los nuevos controles mencionados se detecten inconsistencias, se observarán las DJAI presentadas, las que permanecerán bloqueadas hasta que el área operativa respectiva que detecta las inconsistencias, finalice las tareas a realizar por las aéreas de investigación y fiscalización.

Si por el contrario no se detectaren inconsistencias, las declaraciones juradas anticipadas continuarán bloqueadas pero oficializadas por el término de 10 días corridos, contados a partir de su fecha de presentación, plazo durante el cual las áreas operativas pertinentes podrán observarlas, tomando como base el conocimiento previo que tengan respecto de sus contribuyentes. Transcurrido dicho plazo, sin mediar observación alguna, el desbloqueo procederá automáticamente.

La fiscalización deberá realizar a efectos de considerar subsanadas las irregularidades detectadas, como mínimo, las tareas que se indican en cada caso (podrán solicitar otras tareas que consideren necesarias) dentro de los plazos establecidos para cada control:

a) Antigüedad de inscripción en AFIP: se verificará que el contribuyente posea una antigüedad mínima de inscripción de 18 meses en impuesto a las ganancias. En caso de inconsistencia, es posible se solicite la verificación del domicilio fiscal de la Empresa y sus directivos, así como la capacidad económico financiera de todos ellos para llevar a cabo el giro del negocio. Además se constatarán las instalaciones (Depósitos, fábricas, galpones, oficinas, etc.) con que cuenta la empresa para el Desarrollo de la actividad. Se solicitará información sobre los proveedores del exterior y clientes locales con el Objeto de constatar la viabilidad del negocio que se pretende efectuar. Este plazo tendrá una duración estimada de 10 días hábiles.

b) Relación Débito/Crédito Fiscal: las declaraciones juradas del IVA presentadas en los últimos 12 meses deberán arrojar un promedio de relación superior a 1.20 (presunción 20% mínimo de marcación sobre costo de mercadería vendida). El desvío se basa en la Presunción de omisión de ventas y/o abultamiento de gastos. En este caso el plazo de tramitación estimado sería de 20 días hábiles.

c) Giros al exterior por pagos anticipados de mercadería/Despachos de importación: se controlará que todo importador que efectúe pagos anticipados de mercaderías al exterior posea, al menos, un Despacho de Importación a Consumo en los últimos 180 días. En este punto, se prevé un plazo de tramitación estimado en 10 días hábiles.

d) Relación Ventas/Giros al exterior: se controlará que los giros al exterior por todo concepto de los últimos 12 meses no superen el 80% de las Ventas declaradas en las DDJJ IVA del mismo período. Aquí se evalúa un plazo de tramitación estimado en los 20 días hábiles.

Cabe mencionar que la forma de verificar el estado de las DJAI continua como hasta el momento, es decir que se podrán observar los motivos de bloqueo citados precedentemente en la web de la AFIP/MOA, en la carpeta “Gestión de la Declaración”, en la función “Intervenciones de Terceros Organismos”

A los efectos de solucionar estos bloqueos se deberá concurrir a la Dirección Regional de jurisdicción del domicilio del contribuyente/importador.-