Traductor del Blog

6 de septiembre de 2014

Gestión Empresarial: Consejos sobre qué NO hacer!


Por Lic. Lisandro Mogliati - Titular de LICENCIADO MOGLIATI CONSULTORA

En la gestión empresarial hay cuestiones que debemos hacer, casi como reglas prefijadas, pero tan importante como fijarse metas y objetivos, bajo un determinado curso de acción a seguir, tan importante es asimismo conocer muy bien que NO deberíamos hacer, para optimizar nuestro tiempo y energías en el trabajo, camino al logro del objetivo y metas que nos hemos trazado.

Aquí mencionamos sólo algunas cuestiones que es conveniente dejar de hacer (haz lo que yo digo y no lo que yo hago!), pero en verdad cada persona, emprendedor o líder de empresa, debe “parar la pelota” por un momento y pensar cuáles de todo su amplio abanico de actividades debería dejar de hacer, en pos de optimizar su desarrollo personal y profesional.


·         Dejar que otros decidan en nuestra vida: Es importante tener una vida social y profesionalmente activa, hay que tomar la iniciativa, debemos dar pasos firmes que conduzcan al cumplimiento de nuestras metas. Si esperas que el teléfono suene y llegue la llamada “salvadora” o que vengan a buscarte a tu casa, se vuelve frustrante y no pasa nada mientras esperas. Una frase que Steve Jobs usó como consejo, en un discurso a los egresados universitarios de EE.UU, para que tengan en cuenta en su ejercicio profesional, sintetiza de manera fantástica este punto: «Tu tiempo es limitado, no lo malgastes viviendo la vida de otro. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición».

·         Creer la coyuntura como algo inmodificable: La vida es dinámica y como tal se pueda estar en un período laboral o profesional determinado (mejor o peor según nuestras expectativas). Si te toca pasar por un mal momento laboral o estás en un trabajo que no te complace, proyectá tu futuro pensando que las cosas no se mantienen “in eternum” inmodificables y peleá por avanzar hacia tu verdadero objetivo sin bajonearte porque el momento no satisface tus expectativas.

·         Ser negativo: Siempre en todo ámbito laboral y profesional, existen entornos y gente con la cual uno debe interactuar, muchos de estos personajes resultan negativos, tóxicos, pues se viven quejando, se consideran víctimas de la vida, de sus jefes, de los compañeros de trabajo, se nutren del chusmerio, inventan historias y complican las tareas por fáciles que sean; es importante estar lo más lejos posible de este tipo de gente y más importante aún, no ser uno más de ellos evitando entrar en sus círculos viciosos, integrar este tipo de grupos, resta tiempo y prestigio.

·         Demorar las cosas: El tiempo transcurre en la vida como un verdadero reloj de arena y seguirá pasando, y en este sentido, solemos dejar muchas cosas para mañana, para la semana próxima, sin haber hecho una estimación de la conveniencia de sacarnos ese tema de encima e ir por lo sigue, en esto no sólo cuentan las actividades diarias, sino los objetivos o metas que siempre quisimos alcanzar.

·         Quejarse: Nadie anda por la vida sin problemas, malas experiencias y cuestiones complejas por resolver. Quejarse siempre no hace que desaparezcan los problemas y, peor aún, hay un corto paso entre quejarse y sentirse como una víctima de la vida. En el ámbito profesional, las personas “quejosas” o “víctimas” suelen ser descartadas en una primer entrevista, nadie quiere en su proyecto empresarial a quienes se enredan en la maraña de los problemas y no logran resolverlos.


·         Planificar (cuando no se puede): Esta pauta es muy importante, por ejemplo, tener un plan tiene sentido si se quiere introducir un producto existente en un mercado conocido o similar al que ya está trabajando la empresa y es viable desarrollar un plan de negocios. Pero ante lo imprevisible, cuando se enfrenta la incertidumbre un exceso de planificación suele ser un esfuerzo innecesario. 

·         Sumar más carga de estrés: Siempre hay mucho para hacer. Demasiadas reuniones, demasiados mensajes de correo electrónico para contestar. Las cosas fuera de control agregan estrés, el estado del tránsito camino a una reunión y no poder llegar en horario, esas cosas son inevitables. No debemos agregar más estrés, por ejemplo, dejando pasar minutos valiosos para empezar a hacer algo que sabemos que tenemos que hacer.


·         Emprender de manera unipersonal: Afortunadamente en el ámbito de los negocios, hay muchas personas creativas, inteligentes y experimentadas que requieren interactuar con otros para potenciar sus ideas y transformarlas en negocios rentables. Existe una ley que no se puede probar científicamente que te une cual rompecabezas con quienes necesitan tu formato y vos seguramente requerís del suyo, la empatía es perceptible de entrada y se va consolidando con el tiempo, siempre y cuando tus proyectos y objetivos sean complementarios y compatibles con el que ellos tienen entre manos.

No hay comentarios: